La felicidad

Nunca he encontrado a alguien triste por no tener fama, dinero o poder… pero si he visto a tanta gente triste, deprimida y amargada por falta de amor y amistad, por falta de comprensión y paz… eso nos muestra que la felicidad no puede encontrarse en cosas materiales ni pasajeras… ni siquiera en algo tan necesario como la salud. Entonces… ¿por qué a veces lo único que pedimos a Dios es riqueza y prosperidad? ¿Por qué a veces sólo nos preocupamos de nuestra imagen y status en nuestra sociedad? ¿Por qué a veces somos tan egoístas pensando sólo en nuestro bienestar material?

Tenemos mucho por recorrer… podemos poner un granito de arena a nuestro lado descubriendo primero que hay algo más en la vida además del dinero, la suerte y la imagen …y así hacerles descubrir a los que nos rodean que también están llamados a ser felices…¡Piénsalo! Nunca es tarde para empezar a cambiar… Es la tarea más maravillosa del mundo: Hacer felices a los otros… Sólo así, tú mismo serás feliz.

This entry was posted in Para pensar... and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *